Estilos Relacionales ¿eres Tierra, Fuego, Aire o Agua?

estilos-relacionales

¿Te has preguntado alguna vez porque hay determinadas personas con las que la comunicación fluye y otras con las que tienes la sensación de estar en dos planetas distintos? ¿Tus mensajes no producen el efecto esperado? Es más, ¿dices algo con la mejor de las intenciones y lo que encuentras es rechazo? No te preocupes, es sencillo: lo que ocurre es que tenéis estilos relacionales distintos.

Acostumbramos a relacionarnos con las personas que nos rodean del mismo modo que esperamos y deseamos que se relacionen con nosotros. Si somos de los que vamos al grano, nos gusta que nos hablen sin rodeos. Si somos de ir al dato concreto, llevamos mal que nos hablen con vaguedades. Y así entramos en una paradoja – hablamos y hablamos, pero no nos estamos comunicando. La comunicación está en la base de toda relación; aprender a ser más efectivos en nuestra comunicación nos ayuda a tener mayor éxito personal y profesional.

El modelo Bridge® identifica cuatro estilos relacionales (Tierra, Fuego, Aire y Agua) y nos da las pautas para relacionarnos mejor con cada uno de ellos. Aquí te doy algunas pistas:

Tierra – Racional/Reflexivo. Formal en el trato y minucioso con el manejo de la información. Analítico por naturaleza, necesita ir al detalle porque persigue hacer las cosas bien. Es realista, busca la lógica, aterrizar los conceptos y planificar los pasos a dar.

Fuego – Racional/Activo. Directo, práctico y sin edulcorantes. Tiene el foco puesto en el objetivo y no entiende que la otra persona pueda ofenderse por su forma de hablar. Va al grano. Su misión es hacer las cosas sin dilaciones y cerrar temas.

Agua – Emocional/Reflexivo. Amable y cuidadoso en el trato; persigue la armonía en la relación. Necesita entender los porqués de las cosas y el contexto. Reacciona mal ante la imposición de otros estilos más directos.

Aire – Emocional/Activo. Amistoso, sociable y enérgico. Muy próximo en el trato. Capaz de visualizar grandes ideas,  pero le cuesta aterrizarlas y finalizar lo que empieza; se distrae con facilidad.

Artículo por: Lourdes López, Colaboradora y Experta de DISI TALENT.

¿Te has reconocido en algún estilo? ¿Te gustaría aprender más sobre el modelo bridge y mejorar tu comunicación? No te pierdas nuestras formaciones in-company. Pídenos información.

Abrir chat